Sacar una plantilla


#21

Tuve una muy buena profesora: la necesidad. En mis tiempos de estudiante fue cuando comenzo el programa de Arguiñano, y como bien decia, sus programas iban dirigidos a “solteros, malcomidos y divorciados”.
No podia con el menu de mis compañeros de piso, a base de “espaguettis con tomate frito de bote” , y “arroz a la cubana” que de cubano no tenia nada. No tenia recursos para comer en la calle, de modo que, o aprendia a hacer de comer rico y economico, o me moria de hambre.
Y a las chatis les encanta un tio que sabe hacer bien de comer.
Lo demas viene rodando


#22

Pues mis primeros intentos en la cocina fueron más bien gatillazos pretenciosos.Recuerdo hacer una paella en Escocia sin paella apropiada y ni siquiera arroz apropiado. Recordarlo me da repelús. También allí mismo un curry tan hot que justamente lo pudimos comer,a pesar de haber puesto una cuarta parte de los chiles que decía la teceta. A partir de ahí siguiendo a Biscuter y a Pepe Carvalho todo vino rodado. Si te gusta comer y agradar a los demás no hay plato que se resista.
Manuel Vázquez Montalban me ha llevado a la silla del dietista…