Aparador - vitrina


#21

Muchas veces lo que pasa (no hablo como experto en la madera pero si en mi rama, desarrollo de aplicaciones) es que son presupuestos “cerrados”. Es decir, tu haces una estimación de todos los costes, materiales, … y ese es el presupuesto que el cliente acepta. Que luego tu hagas 2,3 o incluso 4 veces más horas de las estimadas no quiere decir que las vayas a facturar, sino que la estimación no ha sido acertada. De ahí que puede que el presupuesto no guarde una relación directa con el número de horas finales. Espero haberme explicado :sweat_smile:


#22

Hola compás ,alguien capaz de realizar este trabajo no puede cobrar 20 ni 30 ,es difícil encontar un artista así de cualificado ( proyecto,diseño y realización)pero creo q es más difícil encontrar un cliente q esté dispuesto pagar lo q vale todo este trabajo,es cierto q algunos casos pagan fortunas pero más por una marca o nombre q por un trabajo único


#23

Yo tampoco entiendo nada 🤦
Que una estudiante de historia del arte se haya podido permitir esa maravilla, creo @MilvusWW que nos hemos equivocado de profesión y no lo digo por Nicholas a quien ya no podemos alcanzar (no en esta vida).


#24

No os habeis equivocado de profesion, os habeis equivocado de familia. :stuck_out_tongue_winking_eye:


#25

Puede que las dos cosas, aunque no estoy descontento ni con la profesión ni con la familia.

Que al nivel de Nicholas no llegaremos lo tengo asumido :smile:


#26

Estáis un poco pesimistas, el nivel que cada uno alcanza es el que se proponga, con práctica y dedicación se puede llegar donde uno quiera. Sólo es ir alcanzando metas que nos vayamos marcando.


#27

Si lo sé, lo que pasa es que mi objetivo ahora no es sobrepasar a Nicholas, quiero ganar un Roland Garros a Rafa Nadal. Ups, creo que no es un objetivo razonable :slight_smile:


#28

Ya me pareció a mí que la niña no iba descalza.
En cuanto a Juanky ha visto mucho Iron Fist:
Ouuuuuuuummmmmm
“La práctica lleva al conocimiento, el conocimiento a la maestría,…”


#29

Muchas gracias a todos para vuestros comentarios. Tengo la suerte que mi abuelo y mi padre fueron ebanistas y artistas también. De verdad no fue mi intención ser ebanista porque era profesor de instituto ocho años, pero mientras que estaba enseñando a mis alumnos, más fuerte era mi deseo de cambiar mi profesión. Con el apoyo emocional de mi madre y mis suegros, ( mi padre ya a muerto ocho años antes) me lanzaba en este mundo. Pero mirando hacia atrás era un inocente pero ganas 100% a partir de allí pico y pala hasta hoy. Con cada proyecto aprendes algo y poco a poco aumenta mi confianza misma. Hoy en día mi sed de conocer más, y probar técnicas nuevas no para y tengo libros de bocetos llenos de diseños . Por fin puedo decir que estoy ganado la vida bien pero quiero compartir lo que he aprendido para que la próxima generación tiene una bùena base de conocimiento.