Mi primera metedura de pata: chapando curvas


#1

Hola. Como ya comenté en mi post de presentación, estoy embarcado en el proyecto de construir una espineta (una especie de piano de la época barroca, hecho de madera). La cosa va lenta, pero segura y ya tengo parte de la estructura montada. Pero estos días he pasado a cosas más delicadas al intentar aplicar una chapa de nogal a la parte curva. Pensaba que podría hacerlo usando el mismo invento que me había fabricado para doblar la pieza sobre la que va la chapa, y que se puede ver en la primera foto adjunta. Pero he metido la pata hasta el fondo, porque la chapa sólo ha agarrado en las partes que reciben presión, quedando algunos de los segmentos más curvos sin pegar. Esto se puede ver más claramente en la segunda foto.
La única solución que veo es despegar la chapa, supongo que rompiéndola sin posibilidad de reuso, y lijar bien la cola de la madera para volver a aplicar otra chapa por otro método.
Mi conclusión es que voy a tener que construir primero una prensa de vacío para aplicar las chapas, cosa que me ralentizará bastante, porque estoy también haciéndome la lijadora de rodillo que necesitaré para la tabla armónica. Pero bueno, perseverancia tengo la que haga falta (aunque paciencia no mucha, jeje). Si a alguien se le ocurre otro método más sencillo de aplicar chapas a una superficie curvada, estaría muy interesado. También me pregunto si para chapar sería suficiente una bolsa de vacío de ésas que venden para guardar ropa haciendo el vacío con un aspirador. Esto me facilitaría también las cosas, quizá haga pruebas.
Me jode haber perdido metro y pico de una preciosa chapa de nogal comprada en Agullo, pero así es la vida. No sé si habría alguna forma de despegarla sin que se rompa, yo la he pegado con Titebond III Ultimate, me temo que una vez seca no hay forma elegante de despegarla.
Bueno, seguiré informando de mis logros y chapuzas. Un saludo.




#2

Hola, intentalo con un buen pagamento de contacto…saludos.


#3

Gracias Jose Maria. No lo había pensado, pero es una idea muy buena. Había descartado el pegamento de contacto para chapar, no recuerdo muy bien por qué, algo que había leído, pero ahora me parece la mejor alternativa, vistas las complicaciones que tienen las otras. Me la apunto como opción número 1 de momento :slight_smile:


#4

En las partes curvas podrias haber utilizado unas tiras elasticas para que hiciesen presion sobre la chapa mientras la cola cura,Yo lo he utilizado varias veces con resultados optimos,las tiras elasticas las puedes sacar de neumaticos y si miras en tiendas de deporte hay unas elasticos para algun tipo de ejercicios que van de fabula y ademas no marcan la madera,para las partes concavas un saco lleno de arena para que tome la forma y sobre este algo con peso.
Un saludo.


#5

Y ya que estás haciendo una réplica de un instrumento tradicional, ¿por qué no usar un sistema de chapeado tradicional también? Es decir, un chapeado a martillo usando cola animal (cola fuerte, cola de carpintero). Si buscas por chapeado a martillo o hammer veneering en google encontrarás bastantes explicaciones y vídeos de como se hace.

Si te sale bien, no tendrás los problemas que has tenido. Y si te sale mal, siempre se puede arreglar e incluso quitar del todo con humedad y calor.

Un saludo,


#6

Ecanod: ya había barajado esa posibilidad, pero la descarté porque intuía que iba a requerir una habilidad especial, y yo es la primera vez que pongo una chapa. Inicialmente pensaba aplicar todos los métodos tradicionales, para hacer un instrumento lo más parecido al original. Pero a medida que iba leyendo sobre la construcción de clavicémbalos en los siglos XVII y XVIII (y creo que he conseguido recopilar el 99% de los libros sobre el tema), iba dándome cuenta de que algunos procesos podían ser perfectamente reemplazados por técnicas y materiales modernos, sin que sufriese la calidad final. Por poner un ejemplo: para la estructura externa, la que da forma y soporte al instrumento, los constructores de la época no eran nada exquisitos seleccionando maderas y usaban la que tenían disponible: abeto, roble, chopo, … ya que consideraban que esta parte no influía de forma importante en el sonido final. El chopo, de hecho, era una de las especies más usadas para la base y los laterales. Esto me hizo pensar que podría usar un contrachapado de chopo, ya que me ahorraría los problemas de dilatación, al ser más estable, y ganaría en ligereza respecto a otras maderas como el pino.
De todos modos, este es mi primer instrumento, y asumo que algo aprenderé de todos los errores que cometa. Puede que para el siguiente vuelva a reconsiderar algunos métodos tradicionales, y el que propones es desde luego digno de valorar por sus ventajas.


#7

Hola, se que ha pasado mucho tiempo, pero acabo de ingresar, espero que termiraras la espineta.

Yo te recomendaria cola animal caliente , 50% tendones o pieles y 50% de hueso, pues conseguirias una cola bastante equilibrada (rigidez y flexibilidad),y algo liguera (usando agua destilada) aplicaria a ambas superficies, dejaria reposar, hasta que no se pegue al tacto con los dedos ( como con la de contacto), luego colocar la chapa y como no se te quedara pegada, la podras centrar perfectamente, sujetala por uno de los extremos, y pasale una plancha caliente (pero sin pasarse), como si se tratase de colocar tacón en un canto de tablero, lo que sucede es que al aplicar calor la cola se revierte, es decir recupera sus propiedades adherentes, ésta es la tecnica tradicional.

El problema de colas sinteticas, es que no son reversibles, reduciendo el margen de error es cero, y la imposibilidad de recuperar la chapa.

un saludo.


#8

Carlos, si has terminado tu proyecto de construir una espineta, te sugiero esta Viola Leonarda diseño de Da Vinci que no tienes que contrachapar curvas.
youtube.com/watch?v=gOrn_z9m9lU
:wink:

Saludos.


#9

hola Carlos,
¿acabaste la espineta?
ya me contaras
hasta pronto
oscar


#10

Me da la impresión de que el problema es que la chapa es demasiado fina, y por lo tanto maleable, para ese tipo de sujeción, por eso une en donde aprietas, pero se dobla y separa entre las sujeciones.
Otra forma de unirla sería haciendole un molde y contramolde para que que la presión sobre la chapa y su base fuera uniforme. Aunque seguramente sea una solución más recomendable para hacer varios costados por la inversión de tiempo y trabajo.
Lo más cómodo, a mi entender, creo que sería utilizar cola de contacto como comenta José María.

¿No te has planteado hacerla maciza y curvarla con un domador de aros?, tengo entendido que es la forma más tradicional.