Qué opinas de esto?

Hace poco en un mercado me encontré con una mesa de gran tamaño con la unión hecha con espigas pasantes vistas:

Qué opinas de este acabado?

  1. Es un acabado mediocre propio de vagos o carpinteros poco hábiles
  2. Es un método como cualquier otro de hacer la unión.
  3. Me parece genial, un método de unión resistente y un acabado honesto que tiene su estética

Un saludo.

1 me gusta

A mi me parece bien, para gustos los colores. Por otro lado parece estar “en tierra de nadie”, no por la técnica, por el acabado, quiero decir que si algo de puede ver, quizá sea mejor que se vea perfectamente, en ese caso con una espiga de madera oscura.

2 Me gusta

A mí me parece más un tapón que una espiga. Si fuese así está escondiendo la tornilleria

5 Me gusta

Bueno no creo que sea una espiga si no como ya han dicho lo que se ve es un tapin que tapa un tornillo o tirafondo,y para gustos colores y esta mesa simplemente han cogido una encimera de alistonado de roble y han hecho una mesa de la forma mas rapida y sencilla posible, para juzgar quien la ha construido tendriamaos que saber tambien en que condiciones se construyo si fue un profesional ¿ con que presupuesto se contaba ? y si es un aficionado tambien ¿ que medios disponia ?

4 Me gusta

No todo tiene que parecer perfecto. Hay a quien le gusta hacer a propósito imperfecciones, quienes les gusta que se vea el tornillo si los usan grandes, etc etc… Hay gustos como colores. Personalmente no me gusta, pero con que le gustase a quien lo monto, sobra.

5 Me gusta

Si es una unión con espigas vistas,la verdad es que no me parece mal.Si son tapones para ocultar las cabezas de los tirafondos,opino que hay otros tipos de uniones más apropiadas para una mesa que se ha fabricado con el objetivo de venderla.
Respecto a las uniones con tubillones vistos,recientemente he elaborado una sencilla caja con tapa corredera (queda el barnizado y pegar y clavar el fondo).Y la unión ha sido así,con tubillones pasantes.
Y ya sea porque he sido el autor o por lo que sea,la verdad es que me ha gustado el resultado:
He intentado subir dos fotos.Pero no he podido.En cuanto se pueda,las subiré.(No ha podido ser).

Esta vez sí ha podido ser.

1 me gusta

Gracias a todos por vuestras respuestas. Respecto a la mesa de la foto, seguramente es como decís algunos: tapa de la tornillería. Metido en mis cábalas sobre las que tengo por uniones “honestas” (donde descarto la tornillería) ni se me había ocurrido que pudiera ser una tapa. Seguramente lo sea porque era una mesa en un mercado público de corte industrial así que difícilmente se la habrán currado mucho.

Dejando de lado la foto, me alegra ver que consideráis todos una unión válida la hecha con espigas vistas. Y muy buen punto lo de resaltarla maci, algo nuevo sobre lo que pensar (disimularla usando la misma madera y alineando vetas, o usar espigas más oscuras o más claras que la madera a unir).

Mi opinión como novato completo es que la relación resultado/esfuerzo de hacer uniones con espigas es insuperable. Solo hay que presentar bien las partes a unir y taladrar sin mucha precisión. De hecho se me ocurre que una cierta desviación deliberada sobre el plano de la pieza longitudinal a unir debería mejorar todavía más la solidez, algo así:

espigas

La parte vista de la espiga se hará ligeramente elíptica pero hasta eso puede quedar estético.

Es una unión que me gusta por donde la mire: la que me parece más sencilla, es sólida y hasta me gusta como concepto el minimalismo de su ejecución. La comparo con hacer uniones con colas de milano, o a 45º, etc… y me dan dolor de cabeza.

Salu2!

1 me gusta

Me atrevo a plantear cómo sería un procedimiento de máxima relación resultado/esfuerzo:

  1. Se presentan (sin encolar) las piezas a unir, sujetas con sargentos, pudiendo rectificar y ajustar con tranquilidad hasta tener una presentación perfecta.
  2. Se realizan todos los taladros pasantes pensados para la unión, sin ningún requisito de precisión (se podrían hacer a ojo aún con espigas de gran diámetro).
  3. Con los taladros realizados se preparan todas las espigas necesarias, si se quiere analizando visualmente qué espiga irá a cada agujero buscando vetas similares y preparándolas con el ángulo de rotación ideal para que las vetas queden lo más paralelas posible.
  4. Encolado de todas las partes y presentación con los sargentos a baja presión, de nuevo sin necesidad de ser precisos.
  5. Se clavetean todas las espigas de punta roma lo que eliminará automáticamente cualquier ligera desviación que hayamos cometido al presentar, y tras ello se aplica presión definitiva a los sargentos.

Es más largo de escribir que de hacer, el objetivo es eliminar todas las posibles fuentes de error aún trabajando todo de forma aproximada (taladros, presentación ya con cola), para evitar cualquier iteración, rectificación o reajuste manuales, a la vez que se elimina cualquier fuente de estrés en la fase de encolado.

Cómo lo veis?

Salu2!

1 me gusta

Hay un video, que ya no recuerdo dónde lo vi, donde usa ese sistema de meter espigas un poco oblicuo. Además usa maderas diferentes sobre el tubillon y este resulta más llamativo, además, al meterlo un poco oblicuo más que un círculo queda un óvalo y quedaba muy pero que muy bien.

Al final parece que es un encastre.

Un saludo

1 me gusta

Más que óvalo es exactamente una elipse (intersección de un cilindro con un plano).

Salu2!

1 me gusta

Pues matemáticamente tienes razón jejejeej que lo he buscado y todo jajajaja no solo hay que aprender de madera! Gracias

Pues las uniones que se ven en el dibujo que ha puesto nuestro compañero @Villapiedra ,están muy bien y son muy llamativas.Sí que me ha gustado esa manera de colocar los tubillones.