Vacaciones trabajando


#1

Despues de un tiempo desconectado fuera del foro vuelvo con energias renovadas.
Hace unos meses recibi la oferta de un amigo y excompañero de taller que vive en Francia para ir a ayudarle a terminar algunos trabajos que tenia por terminar en su casa en Niort, Rochelle.
Asi que aprovechando que la calor sevillana no deja muchas opciones me lance a visitarlo, un par de semanas de trabajo y otras de turismo y disfrute me han dejado un mes de agosto la mar de variado y fresquito.
Habia muchas cosas que hacer, pero solo en dos semanas, hemos acometido lo mas urgente, una terraza exterior en pino douglas y un cerramiento para piscina interior.
Nunca me alegre tanto de haberme llevado mis pantalones de trabajo, esos que tienen las rodillas acolchadas.

Tambien estuve en los montes de Malaga la ultima semana de Julio ayudando a otro amigo a rehacer el porche de su casa…un verano bien guapo con amigos y con trabajo gustoso

Algunas fotos del way of life, que el trabajo y el disfrute no son incompatibles.

Un saludo a todxs!!!


#2

Cobarde!!! Has huido del calor Sevillano…:persevere::persevere::persevere:
He estado varios días en este mes de agosto, pensando en coger la bici y acercarme al Pelícano a conocernos. Y andabas en Francia…qué jodío, has salido por patas cuando llegaron los 40° eh…??
Un saludo Ignacio!!


#3

Si que tenemos que vernos, Nicholas esta ahora de playeo, pero para la vuelta al cole estaremos todos dispuestos para una visita, tenemos pendiente echar a bailar nuestros cepillos. Un abrazo


#4

Yo llevo toda la vida trabajando en verano…y cada año solapo los turistas con las virutas y este año que el calor aqui a pegado de lo lindo esto molido…


#5

Desde luego, ¡qué bien te lo pasas!

Enhorabuena por el trabajo, pero más aún porque el trabajo lo hagas disfrutándolo.

Un saludo.


#6

“El autonomo carpintero raro es el que se pilla un mes entero”. En Sevilla el mes de agosto es un mes muerto. He pasado muchos veranos trabajando con 40 grados y un solo ventilador en el taller, donde el sudor cae sobre lo lijado y vuelve a levantar repelo y la sangre no te llega a la cabeza, asi que ya intento cada verano escapar y si es con trabajo mucho mejor. Un saludo


#7

Muy cierto paisano. A mi me ha pasado eso mismo alguna vez. Pero ya hace tiempo que me trae más cuenta tener faena aceptada para empezar en septiembre que pasar el verano a 40° y a un tercio de producción.
Septiembre es también un mes jodidillo por que las vacaciones hacen mella en el bolsillo y la vuelta al cole también, así que piensa en muebles lo deja aparcado hasta reponerse. En fin…